El pasado lunes fueron encontrados tres cadáveres en el asentamiento de la zona 12 de Villa Nueva.

Según la investigación del periodista Juan Víctor Castillo, los tres adolescentes fueron asesinados por no querer delinquir para las pandillas.

Los vecinos de Ciudad Real II, zona 12 de Villa Nueva, alertaron a las autoridades sobre la presencia de tres cuerpos abandonados a orillas de un río de aguas negras.

Dos cuerpos se encontraban envueltos en sábanas, un tercer cuerpo se localizó boca abajo y con extremas señales de violencia.

Durante horas hubo zozobra por la identidad de las víctimas. Finalmente, una familia oriunda de Cobán, Alta Verapaz, acudió a la morgue del Inacif y los identificó.

Los adolescentes fueron identificados como Ofelia Magali Choc Teyul, de 17 años; su novio Maynor Enrique Walter Caal, de 19 años; y la prima de Ofelia, Vilma Xool Sic, de 15 años.

La mayor de las jóvenes trabajaba en una tortillería, su novio trabajaba en la construcción y la menor únicamente estudiaba.

No existía alerta de búsqueda por estos tres menores, pero eran buscados por familiares desde el sábado 21 de mayo.
Uno de los integrantes de esta familia explicó que los jóvenes residían en zona 2 de Villa Nueva, por lo que sus búsquedas se centraron en dicho lugar.

Pero al observar las noticias y saber de tres cuerpos abandonados, iniciaron las gestiones con el fin de saber si se trataba de ellos, con la esperanza que los jóvenes continuaran con vida.

Se negaron a integrar una pandilla

Investigadores presumen que la clica “Solo Para Locos” de la pandilla Barrio 18, la cual opera en la zona donde vivían los jóvenes, ordenó tanto a Ofelia como a Maynor a integrar la pandilla, trabajando para ellos entregando teléfonos celulares y realizando extorsiones; sin embargo, la joven pareja se negó a cumplir con los deseos de estos criminales, razón por la que ese sábado, algunos pandilleros irrumpieron en su vivienda y obligaron a los tres menores de edad a trasladarse a otro sector.

Los adolescentes fueron trasladados a otro inmueble del sector, en donde por 24 horas fueron golpeados.

También se presume que las dos jovencitas fueron ultrajadas. Se cree que durante la noche del domingo se les dio muerte a los tres menores, y el lunes durante horas de la madrugada se arrojó sus cadáveres desde el puente ubicado en el asentamiento Valle Ebenezer, Ciudad Real II.

Las investigaciones sobre este caso continuarán, y la familia espera que los responsables sean presentados ante la justicia.