Un hombre asegura que Dios le habló a través de un sueño y le ordenó quemar un altar de la Santa Muerte.

Al momento que el hombre prende fuego al lugar lo hizo cuando estaba en estado de ebriedad.

En Ciudad Victoria, Tamaulipas (México), un hombre fue detenido luego de incendiar un lugar de culto a la Santa Muerte, el individuo aseguró que Dios le ordenó realizar el incendio.

El hombre no solo inició el incendio, sino que también evitó que los bomberos consiguieron detener rápidamente el incendio al amenazarlos con un arma blanca.

Testigos aseguraron que el hombre se sentó a unos metros de la iglesia para tomar una cerveza y ver lo que había hecho.

Los bomberos necesitaron solicitar apoyo de la Policía Estatal para controlar al hombre mientras ellos frenaban el incendio que había provocado el hombre.

Tras varios forcejeos entre el hombre en estado de ebriedad y armado, los agentes de policía consiguieron someterlo y detenerlo por los daños ocasionados, además de atentar contra los uniformados.