En redes sociales se viraliza información sobre un hombre que asesinó a su hija recién nacida.

Desde que la pequeña nació el hombre no estaba contento ya que él quería que fuera niño, por esa causa asesina a la niña recién nacida.

La policía paquistaní notificó este jueves que ha arrestado a un hombre acusado de matar a su hija de una semana de vida, al alegar que prefería un niño.

La bebé murió tras recibir cinco disparos de bala en la ciudad de Mianwali en la provincia central de Punjab.

El padre «llevaba quejándose tres o cuatro días de que quería tener un hijo y estaba muy enojado», declaró el portavoz de la policía de Mianwali.

El hombre, que había huido, fue detenido durante la madrugada del jueves tras una intensa búsqueda, según la policía de Punjab.

Le había insertado un clavo en la cabeza porque quería que fuera hombre

El drama sucede un mes después de que una mujer embarazada se presentará en un hospital con un clavo insertado en la cabeza por un curandero que le había garantizado que así daría a luz a un niño.

La mujer había precisado que era madre de tres hijas y esperaba otra niña.

Fátima madre de la bebé confesó que su pareja estaba enfurecido porque no nació lo que él quería.

En un descuido el padre toma el arma y le dispara en varias ocasiones hasta causarle la muerte.