Suegro confiesa por medio de una llamada que le había dado una moto a su yerno para que trabajara de mototaxista y pudiera ganar dinero.

El joven prefirió asaltar en la zona 7 capitalina, donde fue herido de bala y al ingresar al hospital pierde la vida.

La esposa también habló y dijo que ella no sabía nada de lo que su marido hacía en la calle, pero que en marzo fue detenido por portar arma de fuego ilegal.


Según la confesión de la mujer las autoridades no tenían las pruebas suficientes para retenerlo y que lo dejaron libre el mismo día.

Desde entonces el hombre estaba delinquiendo en las calles y la familia no se daba cuenta.

El suegro dice que por ayudarlo le dio la moto para que trabajara honradamente, pero que no podía creer que terminara de esa forma.

El video de las confesiones de ambos se viralizó en las redes sociales, donde muchos internautas comentan que un delincuente menos.