Este 4 de octubre fue una pérdida super millonaria para Mark Zuckerberg, ya que las 3 redes más importantes del mundo se cayeron.

La pérdida total de para Mark Zuckerberg es de US$5 mil 900 millones tras una mala sesión en Wall Street en la que la red social, afectada por un escándalo sobre sus prácticas poco éticas y por una interrupción mundial de sus servicios, cayó cerca de un 4.9%.

Según cifras de Forbes, este descenso supone que la fortuna de Zuckerberg haya quedado en US$117 mil millones, lo que lo relega al sexto puesto de las personas más ricas del mundo.

Bloomberg, por su parte, calcula que el creador de Facebook acumula ahora US$121 mil millones de dólares, por lo que sería el quinto más rico del planeta, por detrás de Bill Gates.

En total, Facebook ha perdido un 7.74 % en Wall Street en los últimos cinco días, y más de un 13% en el último mes.

Las acciones de la red social se vieron afectadas este lunes 4 de octubre en el parqué neoyorquino por la interrupción del servicio de Facebook, Instagram y WhatsApp a nivel mundial, un incidente que se prolongó durante varias horas.

Además, la empresa se ha visto gravemente afectada por información que empezó a sacar a la luz hace tres semanas el Wall Street Journal, que revela que los directivos de Facebook saben que las plataformas de la empresa.

Instagram, WhatsApp y Messenger, además de la propia red social) son, en muchos casos, nocivas para los usuarios.
La situación se ha visto agravada después de que la informante responsable de filtrar los documentos a la prensa, la exempleada de Facebook Frances Haugen, de 37 años, diera este domingo una entrevista al popular programa televisivo estadounidense 60 Minutes.

Miles de personas también fueron afectadas por la caída de Facebook, por lo tanto esto aún así sigue afectando a muchas cuentas.

Hasta el momento Mark Zuckerberg no ha subido nada a sus cuentas, para expresar lo que sentía de la gran pérdida.
Eso solo es en horas, muchas personas se imaginaban que esto podría tardar más tiempo, y que esas caídas siempre han durado dos a tres horas.