Un adolescente es detenido por las fuerzas de los Estados Unidos por el asesinato de su madre.

La madre le quitó el celular porque pasaba jugando demasiado tiempo Free Fire.

El adolescente para quitarse esa carga encima, decide atacar a su madre hasta que la asesina a puros golpes.

El adolescente es identificado como Shawn T. Willis, el joven discutió con su mamá en abril de 2020, luego de que ella lo castigó y le quitó el celular.

Ellos vivían en la región de Rocky Top, y se reveló que Shawn T. Willis pasó una noche en vela con una pistola, esperó a que su mamá se durmiera y la mañana del 20 de abril de 2020 se acercó a la habitación de Sandy Willis y le disparó en la cabeza en dos ocasiones.

Según los datos oficiales, después del asesinato Shawn le informó a su novia que su mamá estaba llena de sangre en una cama. Momentos después el padre de la novia se presentó en la residencia y encontró sin vida a Sandy Willis de 38 años.

Se reveló también que Shawn T. Willis dio diferentes versiones a las autoridades y semanas después confesó que él le había disparado.

Debido a que era menor de edad, las autoridades no difundieron información sobre su caso y Shawn permaneció en un centro de servicios juveniles, posteriormente fue trasladado a la prisión del condado de Anderson, en Tennessee, EE. UU.

En la actualidad Shawn tiene 18 años, es acusado por el asesinato de su mamá y su primera audiencia está programada para el 3 de diciembre próximo.

La noticia se viralizó en las redes sociales, donde internautas piden pena de muerte para el joven.