A sus 81 años y recluido en UCI, un anciano con coronavirus canta para alabar a Dios y así animar a los pacientes.

La vida de Gabriel Teixeira dio un vuelco con la llegada de la pandemia a su amado Brasil, específicamente en Morrinhos.

También podría interesarte: Pastor vence la batalla contra el coronavirus

Aun siguiendo las regulaciones, el zapatero terminó siendo contagiado, su salud se deterioró y fue hospitalizado.

Anciano con coronavirus canta para alabar a Dios, pero Gabriel no pierde la fe, tampoco la esperanza que Dios le dará la sanidad divina, lo que lo motivó a expresar sus emociones.

Con los síntomas del coronavirus aun afectándolo, se dio la tarea de empezar a cantar alabanzas cristianas.

Creemos que te gustará: Médico canta canciones cristianas

Esto con el objetivo de animar a muchos pacientes que al igual que Él, están infectados, pero se sienten desprotegidos.

El Salmo 91

La canción que el anciano eligió, fue una que recuerda al Salmo 91, una palabra cargada de confianza hacia Dios.

Su cuerpo aún necesita oxígeno para respirar, pero eso no limita a Gabriel de expresar toda alabanza que siente su corazón.

Además, aseguró que está feliz de poder cantar en alabanza al Dios que lo sanará de toda afección del mundo.

Ninguna plaga llegará a tu morada

Gabriel es miembro del coro de la iglesia, canta en todo momento, ya que eso le limpia el espíritu como el mismo dice.
Asimismo, su familia que también fue recluida, asegura que Gabriel ve con buen ojo toda situación que acontece.
Lo que, en muchos casos, les hace ver que siempre habrá esperanza, porque Dios estará ahí en todo momento.

Confianza cristiana

“Para ti, oh Señor, eres mi refugio. En el Altísimo hiciste tu morada. No sufrirá ningún daño, ni ninguna plaga llegará a su tienda de campaña”.

Por lo pronto, los médicos aseguran que, a pesar de su edad, Gabriel está fuera de peligro, lo que lo convierte en un milagro.

Su familia que ya se ha curado del virus esperan pronto el regreso de Gabriel, el anciano que, a sus 81 años, ama alabar a Dios.

Lea también: Oran por los enfermos de coronavirus en hospital de Brasil