Santa Cristina García, quien era la hermana mayor de 8 hermanos, decide viajar a los Estados Unidos para pagar la operación de su hermanita menor.

La madre derrama lágrimas al saber que su hija terminó calcinada por sujetos desconocidos en Tamaulipas México la semana pasada.

La pobreza que se vive en guatemala hace que muchas personas decidan viajar por el sueño americano.
La joven viajó con un coyote que por ahora no se sabe el paradero de ese sujeto para que se haga responsable.

“Es lamentable morir así, no se que tanto sufrió mi hija”, son las palabras de una de las familiares.
Se espera que pronto se sepa del ADN de las personas calcinadas para ver a qué familia pertenecen.

Fuente: Sucesos.com.gt