Una fotografía circula en las redes sociales, en donde muestra el momento en que una familia mete viva a una persona a una tumba para que deje de tomar.

La familia ya está cansada de que él no haya podido salir de alcoholismo, ya tiene años con ese vicio expresan.

Con lágrimas el hombre grita diciendo que lo dejaran salir, que ahora sí iba a cambiar, que lo perdonara por el daño que les había hecho.

Expresó que ya no volvería a tomar pero que ya no quería estar encerrado en la tumba.

La familia hace esto para que él recapacite y deje de tomar, expresó una familiar.

Fuente: Sucesos.com.gt