Por: Saúl García 

Douglas Estuardo Cuéllar Quezada, de veinticuatro años, encarará un proceso penal por los delitos de incendio agravado y atentado contra la seguridad de servicios útil pública.

El joven fue señalado de participar en la quema de un autobus del Transurbano frente al Palacio Nacional de la Cultura la tarde del sábado.

Cuéllar Quezada fue mandado a cárcel precautoria y el MP va a tener 3 meses para su investigación.
El otro detenido, Ángel Raúl Reyes Arias, de dieciocho años, continúa en una carceleta de la Torre de Tribunales en espera de la audiencia de primera declaración, en la que un juez va a decidir si lo liga a proceso.

Los dos aparecen en fotografías y vídeos participando en los altercados del sábado.

El MP asegura que estudian cuarenta demandas relacionadas a la perturbación del orden público en quejas, treinta y seis son del sábado veintiuno de noviembre y 4 del veintiocho del mismo mes.

Fuente: Sucesos.com.gt