En redes sociales circulan dos videos de una Sicaria que se grabó camino para su trabajo, al momento de llegar a su lugar de destino fue cruelmente atacada por sus rivales.

La joven se grabó cantando un corrido momentos antes de agonizar por los balazos que le dieron los militares, según información de las autoridades.

Un par de videos captaron cómo fueron los últimos minutos de vida de una sicaria del Cártel del Golfo (CDG) que fue abatida por militares mexicanos. La joven se maquilló y se arregló para salir a “trabajar”, sin imaginar que ya no regresaría a su casa.

En el primer video aparece la joven arriba de un bus granado un corrido que lleva como tema “Si borracho te busco no me abras la puerta”.

La sicaria vestía una blusa blanca con adornos dorados y encima un chaleco antibalas con las siglas de la organización criminal.

En el segundo video se escuchan sus lamentos y gritos, luego de que resultara gravemente herida durante un enfrentamiento con soldados en el estado de Tamaulipas, en la frontera entre México y los Estados Unidos.

Enfrentamiento con militares.

De acuerdo con el hilo de mensajes publicado en Twitter por el usuario @FuriaNegra77, la joven se prepara para la balacera y se relaja cantando narcocorridos, mientras se graba con su teléfono celular. Al parecer la fallecida se identificaba como Mixy Padilla, según sus redes sociales donde presumía su maquillaje y su relación sentimental con alias Tilín, un jefe regional de sicarios del Cártel del Golfo, cuya célula se autodenominaba como los Tilines, en honor a él.

Los sicarios se toparon con elementos del Ejército en una carretera de la alcaldía de Miguel Alemán, en Tamaulipas, se desató una persecución y tiroteo. En plena balacera, una conversación telefónica entre los sicarios y un jefe de plaza del Cártel del Golfo fue grabada y compartida bajo la modalidad de video en Twitter y Facebook. Cabe señalar que durante el diálogo, se escucha (en segundo plano) a una mujer agonizando.

“—¿Cómo están, güey?— Nos están matando, nos están matando, aquí están. Nos están matando —¿Dónde están?— Nos están matando, patrón, a mis compañeros”, grita con desesperación un sicario a su jefe. Todo indica que la mujer que se queja de dolor es Mixy Padilla y el que pide ayuda a su patrón podría corresponder a la voz del Tilín segundos antes de morir a balazos.