Un pastor evangélico pide a su congregación que lo entierren vivo para resucitar al tercer día como cristo.

El hecho ocurrió en Sudáfrica, las cosas no salieron como él pensaba y terminó sin vida dentro de la tumba.

El hombre fue identificado como James Sakara, de 22 años, quien era un pastor de la iglesia Sion, una congregación cristiana de Zambia.

Las autoridades reportaron la localización del cuerpo sin vida. James quería emular la resurrección de Jesucristo, enterrando vivo y que “volvería a la vida a los 3 días, como Jesús”, pero todo le salió mal.

Después de tres días, los fieles creyentes de la congregación procedieron a desenterrarlo, pero solo encontraron que el pastor no había cumplido su promesa de imitar la resurrección de Jesús.

Ante esta noticia, las autoridades locales presentaron cargos contra tres hombres que enterraron al pastor vivo, uno de ellos se encuentra detenido y los otros dos están prófugos de la justicia. Las autoridades trabajan para su búsqueda lo antes posible.