La Policía de El Salvador rescató a 27 personas que estaban encerradas por pastores, que supuestamente estaban cumpliendo una penitencia.

Entre las 27 personas rescatadas se encontraban menores de edad, quienes estuvieron encerrados más de 27 horas sin comer ni beber nada.

Referente a este hecho, se detuvo a tres religiosos, quienes pretendían mantener a estas personas en encierro por 72 horas, sin alimento, esto como parte de una penitencia que debían cumplir apegados a su creencia religiosa.

«No vamos a permitir que (los feligreses) sean engañados ni maltratados por causa del fanatismo de personas inescrupulosas que se aprovechan de su situación vulnerable a través de la fe», advirtió en Twitter el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro.

Los imputados han sido identificados como:
-Heriberto Tobar
-Joaquín Sibrián
-Juan Carlos Méndez

Serán remitidos por privación de libertad para que declaren delante de un juez.
La noticia indigna a todo el mundo especialmente a El Salvador.