En plena reunión para ver si se aprobaba el estado de calamidad, el presidente del Congreso Allan Rodríguez no se dio cuenta que su micrófono estaba abierto y dijo una mala palabra.

Luego de perder la aprobación de un precedente que permitiría continuar con la aprobación del Estado de Calamidad, Rodríguez perdió la cordura y calificó con palabras soeces el desarrollo de la sesión.

«Tengo que levantar esta miér… ahorita», manifestó sin darse cuenta que su micrófono estaba abierto y que se escuchó no sólo dentro del hemiciclo, sino que también en la transmisión en vivo de la sesión ordinaria, declarada permanente, número 48.

Luego de decir esa mala palabra, Allan da 20 minutos de receso a la reunión, pero en realidad no se dio cuenta de lo que dijo.

El video fue grabado por una compañera y fue subido a las redes sociales, donde internautas arremeten en contra de Allan.