El uso de la mascarilla es obligatorio utilizarla, ya que el virus todavía está y más fuerte que nunca en RDC, la multa puede subir a más de 10 mil francos congoleños.

Un policía mata a un estudiante por no usar el cubrebocas, el policía le reclamó, porque no llevaba el cubrebocas durante una grabación en República Democrática del Congo (RDC).

Le dijeron que la usara porque la pandemia era muy fuerte, ya que estaban en la tercera ola de la pandemia.

“Nuestro camarada Honoré Shama, estudiante de la facultad de letras de la Universidad de Kinshasa, estaba grabando un video como parte de sus trabajos prácticos de comedia. Un policía le pidió usar mascarilla durante la grabación”, dijo Patient Odia, quien presenció los hechos.

“A pesar de sus explicaciones y después de mostrar la mascarilla, el policía montó en cólera porque esperaba más bien recibir dinero, lo acusó de resistirse y le disparó”, agregó Odia.

Desde el inicio de la pandemia, la RDC acumula unos 47 mil 800 casos de COVID-19 y más de mil muertos, según datos oficiales divulgados el viernes. El país vive una tercera ola de la enfermedad provocada por la variante Delta, considerada la más contagiosa.

La RDC suspendió la inoculación el 10 de julio porque sus reservas de vacunas AstraZeneca superaron la fecha de vencimiento.

La noticia se volvió viral en pocas horas, ya que para el policía no fue suficiente que el estudiante le diera dinero, jalo del gatillo y le disparó en varias ocasiones.