Un perro Pitbull ataca a un niño de 14 años de edad, lo deja sin un ojo y con heridas sumamente graves.

La quinta calle del reparto Bayardo Arce del municipio de Chinandega fue el escenario de una terrible situación, se trata del ataque de dos caninos de la raza Pitbull hacia un menor de 14 años con iniciales R.J.C.M, ocasionándole fuertes lesiones y la pérdida de su ojo izquierdo.

“Él me pidió para ir a comprar unos choco bananos a donde unos vecinos, y fue en cuestión de minutos, solo me metí a traer mi celular, y cuando salí unas niñas me vinieron a decir que mi hijo se había muerto; mi mundo se me vino encima. Venía ensangrentado, me lo lancé al hombro y me lo llevé en búsqueda de auxilio para llevarlo a la clínica”; dijo Jessica Medina, madre del menor.

“Nosotros lo que estamos pidiendo es que desaparezcan esos perros. De manera que le queremos asegurarle la vida y la salud a mi hijo, que se recupere y confiamos en Dios para que él salga bien de la segunda operación”; añadió Medina.
Ante esta lamentable situación el repudio de la población no se hizo esperar

“Estamos aterrorizados con lo que ha pasado, la verdad de las cosas es que lo que nosotros pedimos es que desaparezcan a esos perros, porque así como agredió a este niño puede agredir a otros; a mí me ha matado gallinas, patos y el dueño lo que dice es que él responde por los hechos”; mencionó Mayra Moreno, vecina de la zona.

Pérdida de su ojo izquierdo

“No tenemos ni palabras, esto ha sido tan doloroso; yo vivo al frente de la casa. Esos animales son un peligro, yo tengo 9 nietos y ellos también han quedado atemorizados con la situación”; señaló Juana Méndez Sandoval, vecina del sector.

El pequeño será intervenido nuevamente la próxima semana para una reestructuración de párpado en una clínica privada del municipio Chinandega.

Responsable por los Pitbull: en busca de información de la otra parte se conversó con el dueño de los caninos de nombre Simba de 2 años y Roco de 1 año, para conocer su postura ante el caso.

“Me he hecho responsable desde un principio. Se le hizo una primer cirugía al pequeño y asumimos los gastos, próximamente se le realizará otra y estamos anuentes a seguir contribuyendo; hemos estado presentes, no me niego a que sacrifiquen los perros pero con eso no recuperaremos los daños al niño, no nos negamos a seguir respondiendo”; dijo Giovanni Mendoza, dueño de los caninos.

Los perros fueron trasladados a otro sitio para evitar más inconvenientes y para mayor tranquilidad de los vecinos; por otra parte las autoridades correspondientes realizaron sus valoraciones de campo para dar respuesta ante este caso.

El hecho ocurrió en el País de Nicaragua , desde este medio de comunicación hacemos el llamado a la población en general para tener mayores cuidados y así evitar este tipo de situaciones.