Un ladrón entra a un negocio haciéndose pasar como un cliente común como todos, pero las intenciones eran otras.

El ladrón ingresó apuntando al dueño del negocio con un arma de fuego, pidiendo todo el dinero, el hecho ocurrió en Brasil.

El ladrón empieza a revisar la caja fuerte y encuentra mucho dinero, decide tomarlo, pero no deja de apuntar al dueño con el arma.

Las cámaras de seguridad graban el momento cuando el ladrón entra al negocio como un cliente, pero sus intenciones era dejar sin dinero el negocio.

Luego de haber tomado el dinero, el ladrón huye y es donde el dueño del negocio aprovecha y desenfunda su arma y le dispara en varias ocasiones.

El ladrón cae de rodillas en la puerta de la entrada, solo se escucha un grito antes de caer al piso.

El video se viralizó en la plataforma de Twitter, donde internautas aplauden lo que hizo el dueño del negocio.