Más de cien aves de corral fueron encontradas muertas en la mañana de este lunes, con la sangre succionada, en una vivienda de la zona 7 de Quetzaltenango, suceso que ha alarmado a los residentes del sector.

Eran las 3 de la mañana cuando la vecina Olga Gómez escuchó que su perro ladraba y se percató de que una manada de unos 10 a 15 canes se acercaba al lugar donde se encontraban las aves.

«Los perros empujaron el portón, hicieron un agujero y se metieron, pero yo no pude entrar», comenta Gómez. «En la mañana cuando fui a ver, eran más de 100 gallinas y gallos las que estaban muertas», agrega. Además, la madera de la cámara donde se encontraban los animales estaba desclavada.

Las aves eran de un vecino quien se encontraba fuera de la ciudad y quien se dedica a la venta de huevos, indicó la testigo, y dice que había gallinas ponedoras, criollas, gallos y gallinas pequeñas, lo que representa pérdidas de al menos Q5 mil.

«Les chuparon la sangre, no se las comieron. No pudieron haber sido perros los que hicieron eso», manifestó la vecina. «Nunca habíamos visto algo así».

Gómez dijo que lo sucedido ha preocupado a los vecinos del sector que tienen animales y que la noche de este lunes se van a reunir para decidir qué medidas van a tomar. Por lo pronto, asegura que se organizarán para hacer rondas.

Fuente: Lavozxela.com