Hillary Arredondo de tres años fue secuestrada y asesinada. La pequeña fue raptada el 17 de enero cuando dormía en casa de su abuela en Tiquisate. Tres hombres fueron capturados el 19 de enero. Presunto asesino confesó que la estranguló.

Familiares de la niña de tres años piden pena de muerte y señalan que habrían más responsables, no solamente el que la mató, “alguien los tuvo que haber mandado” señalaron.

La familia de la pequeña se hacen presentes en el cementerio de la localidad con globos, piñata y dulces y poder cantar el Happy verde.

Ya pasaron varios meses que ocurrió el hecho y aún no se hace justicia.

Los padre de la pequeña viajaron a la capital para pedirle justicia al Congreso de la República.

El aso sigue sin moverse ya que los de Congreso dicen que llevara tiempo analizar lo de la “PENA DE MUERTE”.

“Por eso nunca se debe dejar sola a una bebé ni con la familia”, “Dan hasta ganas de vomitar verle la cara a esos desgraciados”, “Ojala y en la cárcel les hagan lo mismo a ellos”, fueron algunas de las reacciones de los usuarios.