A la población privada de libertad de los diferentes centros de detención preventiva y centros de cumplimiento de condena a cargo de la dirección general del sistema penitenciario.

En el ámbito de la salud, los derechos humanos y la vulnerabilidad de la población privada de libertad ante la pandemia de Covid-19, es necesario que la misma haga conciencia y eviten el riesgo de que se produzca un brote de Covid-19 en los centros penitenciarios, lo que hace necesario y urgente aplicar medidas preventivas destinadas a la prevención del mismo.

Se suspenden las visitas y entrega de encomiendas directamente a la población privada de libertad, en todos los centros de detención preventiva y centros de cumplimiento de condena, en toda la república a partir de las 00:00 horas del día martes 23 de marzo del 2021, reanudándose cuando se crea conveniente.

Agradeciendo a las familias de los privados de libertad, su comprensión y colaboración en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad de Covid-19, contribuyendo a evitar y combatir contagios hasta el día de hoy, por lo cual debemos continuar y mantener las presentes disposiciones.

Las áreas de salud seguirán siendo un soporte al sistema de salud nacional, con la finalidad de apoyar la atención en la crisis sanitaria que se atraviesa a nivel mundial.

El personal operativo y administrativo deberá continuar con sus labores, para lo cual se deben atender las medidas necesarias de protección y prevención.