El padre asesina a su hija de tan solo 15 años dándole varios disparos y luego la entierra en el patio de la casa.

El padre de la menor cava un agujero en el patio de la casa días antes de asesinarla, esto lo hace para no levantar sospechas de las autoridades.

Pero los vecinos sospecharon que la pequeña no caminaba con hombre, una de las vecinas decide llamar a la policía.

El hombre se dio cuenta que las autoridades iban llegando a la casa decide partir de este mundo para poder estar junto a su hija.

La Policía llamó de emergencia a los bomberos voluntarios pero fue tarde al llegar que el hombre ya no contaba con signos vitales.

El hecho ocurrió esta mañana en el caserío San José Pinares San Francisco Petén.

La Policía Nacional Civil PNC, se encuentra a la espera del MP para levantar los cadáveres e iniciar con las investigaciones pertinentes.

Luego serán trasladados los cuerpos al Instituto Nacional de Ciencia Forenses INACIF.