A través de redes sociales ha circulado una fotografía en la que se ve a un niño recibiendo clases virtuales, esto en una calle de La Paz, Bolivia. Lo que más ha conmovido es que en ella se aprecia a la progenitora sosteniendo el celular para que el menor pueda tomar apuntes.

Junto a la fotografía, fue publicado un texto que inicia: “La realidad de las clases virtuales en Bolivia. Entre el Ministerio de Educación y el exhotel Radisson, madre instala el celular para que su pequeño pueda asistir a clases virtuales”.

“El niño, equipado con lápices, cuadernos y hojas de trabajo buscando cumplir con los deberes mientras la madre hace sus ventas para poder ayudar a su familia. Cuanto amor de madre. Solo un ejemplo del sacrificio que muchos padres realizan para que los hijos estudien”, finaliza el mensaje de Rulo Jiménez.

En muchos países, las clases han iniciado, pero debido a que aún no se consigue una inmunización de la población, se ha optado por continuar la modalidad virtual.

La modalidad virtual ha supuesto un enorme reto para padres de familia, ya que muchos de ellos no cuentan con los suficientes recursos como para costearla.

Fuente: Chapintv.com