Una corte del Reino Unido halló culpable a Kandice Barber, una maestra que fue acusada de seducir por Snapchat a uno de sus alumnos para luego tener relaciones sexuales con él.

Kandice Barber, de 35 años de edad, fue detenida por las fuerzas de seguridad por haber provocado o incitado a un alumno menor de edad.

La víctima al menos tenía 15 años cuando el delito fue cometido por la maestra.

La señora Barber, una mujer casada y con dos niños, trabajaba de maestra suplente en una escuela a las afueras de Londres.

El primer encuentro personal con el alumno fue en una competencia deportiva en septiembre de 2018, tomó su teléfono y se agregó a sí misma como contacto en su perfil de Snapchat. El estudiante pensó que aquello era “un poco extraño”.

Según los documentos que tenían las autoridades, los mensajes privados que habían entre la maestra y el alumno fueron ordinarios, a la semana de estar mensajeando, ya se escuchaba más sexual los mensajes.

Ya para entonces la maestra ya estaba mandando fotos íntimas al alumno para provocar las ganas de estar juntos.
En octubre de 2018, la docente recogió a la víctima en su coche y lo llevó a una zona “privada” donde tuvieron relaciones sexuales en medio de un campo.

Al poco tiempo empezaron a circular rumores en la escuela sobre la relación. “Ella le dijo que debería negar todo y borrar todos los mensajes”, dijo el fiscal, y agregó que el chico se había sentido “preocupado y asustado”.

“No importa que él fuera un hombre, la ley se aplica por igual a hombres y mujeres”, señaló el fiscal al jurado.

Al ser menor de edad, el alumno es incapaz de dar su consentimiento para tener relaciones sexuales. La señora Barber negó los cargos en su contra, obligando a las autoridades a llevar el caso a juicio.

La maestra tiene cita para recibir la sentencia hasta el 15 febrero y podría ser condenada hasta cinco años en prisión.

Fuente: Noticieros.televisa.com