Una imagen llena de Desesperación. «Hoy en la madrugada Mario de 56 años quién es sordo mudo, perdió su casa y vehículo, por un incendio causado por un corto circuito.

Al lugar se hacen presentes los Bomberos Voluntarios para sofocar las llamas de aquel lugar.

Él le hacía señas a los bomberos, lo único que a él le importaba era su perro que lo sacarán con vida.

Tras la desesperación él trataba de apagar el fuego con una manguera, cuando repentinamente entre las furiosas llamas sale un bombero y le entrega a su perro.

Mario se arrodilló y lloró de alegría sin que le importara que su casa se estuviera quemando con todo y carro

Mario de por sí vive solo y se dedica a vender repuestos de carros para salir adelante, según la investigación de las autoridades.

Fuente: Sucesos.com.gt