Tatiana Guzmán fue denunciada administrativa y penalmente por filtración de información y pérdida de documentos del juzgado que dirige la juez Erika Aifán. Los hechos ocurrieron en el mes de octubre de dos mil diecinueve, cuando la trabajadora del OJ fue capturada.

La juez Aifán presentó como prueba un acta en la que se hace constar que la pieza treinta y nueve del Caso Fénix desapareció de su judicatura. El expediente se hallaba al cargo de Tatiana Guzmán.

La sanción consiste en veinte días de suspensión de tareas sin goce de sueldo al considerarse que cometió una falta grave. La exoficial no se presentó a las audiencias ni emitió pronunciamiento frente al Régimen Disciplinario con lo que asimismo se le declaró «rebelde» al proceso.

Tatiana Guzmán fue trasladada a otra judicatura y sigue su vínculo laboral con el OJ.

Fuente: Soy502.com.gt