«Es concida la violación de los derechos humanos por la parte de las fuerzas policiales y funcionarios públicos que ostentaban el mando de encargados de regular, dirigir y también educar a exactamente las mismas», señala.
Rodas apunta como responsables de las violaciones a Gendri Reyes, ministro de Gobernación; José Antonio Tzuban, Directivo General de la Policía Nacional Civil (PNC); Erick Tórtola, Subdirector General de Operaciones de PNC y a policías que participaron en el operativo del 21N.

«Múltiples personas asistieron a la Plaza de la Constitución para manifestar pacíficamente contra las autoridades de Gobierno. A lo largo de ese lapso se observaron elementos del pelotón de antimotines lanzando bombas lacrimógenas a los participantes de la manifestación, afectando su salud a raíz de los gases, sin importar un mínimo que en el área se hallaban personas de la tercera edad, pequeños, pequeñas y adolescentes», describe el informe de PDH.

El PDH aconseja al Ministerio de Gobernación (Mingob) y PNC que efectúen todas y cada una de las acciones precisas a fin de que los agentes de la PNC actúen profesionalmente respetando el derecho a la manifestación pacífica de la población.

El Mingob va a deber rendir un informe sobre el análisis del cumplimiento del Protocolo de Actuación Policial para asegurar el derecho de asamblea y manifestación pública a lo largo de quejas del veintiuno de noviembre.

Fuente: Soy502.com.gt