Por: Saúl García 
La Municipalidad Indígena de Sololá, que representa a ochenta y tres comunidades, demandó la renuncia del Presidente del Congreso, Allan Rodríguez y de la Junta Directiva de ese Organismo.

Mediante una carta, la Alcaldía Indígena, asimismo pidió la disolución del Parlamento Centroamericano (Parlacen).
La instancia indígena se basa en los tratados internacionales ratificados por Guatemala, como en el artículo veintiocho Constitución.

«Hemos comprendido que, como pueblos indígenas, tenemos todos y cada uno de los derechos reconocidos en los diferentes instrumentos internacionales que el Estado ha firmado y ratificado», apuntan.

Además de esto, manifiestan su «preocupación ante la circunstancia nacional», con lo que demandan la renuncia de Rodríguez, de la Junta Directiva del Congreso y la disolución del Parlacen.

Fuente: Sucesos.com.gt