El europeo estaba de vacaciones y se encontraba dando un paseo por la capital, al momento que el delincuente intentó asaltarlo, lo miro «carne fácil» pero no se imaginó que iba a ser una muy mala idea, pues su víctima era un policía alemán.

Tras el intento de robo, el extranjero se defendió y terminó vapuleando al asaltante, quien quisó robarle sus pertenencias.

El delincuente sufrió varias heridas en su rostro producto de los golpes, quedó ensangrentado, con los ojos morados como se ve en las imágenes.

La policía se presentó al sitio para atender la situación, que ya había sido controlada por el extranjero.

El ladrón agradeció la presencia de la policía, que lo rescató del alemán que era un diablo a los golpes y en pocos segundos le lanzó una lluvia de mamadas y patadas.

El ladrón fue arrestado por las fuerzas de seguridad, mientras que el alemán siguió con su trayectoria.

La noticia se ha viralizado en las redes sociales, donde internautas aplauden la actitud del Policía.