Esta mañana agentes de tránsito le colocan cepo a un vehículo en la zona 1 de Quetzaltenango, donde el dueño decide quitarle la llanta a su vehículo con el cepo incluido.

El dueño del vehículo le quita la llanta al vehículo porque asegura que estaba estacionado en línea amarilla donde se parquean los buses.


Ya que el dueño del vehículo le quitó la llanta junto con el cepo los PMT le decomisaron el vehículo por la falta de respeto a la utilidad de no querer pagar la multa.

Según la declaración de PMT tienen que revisar el inmovilizador porque si con quitar la llanta se arruinó tiene que pagar Q5000 para que se solucione el problema.

El agente dice que hasta que el dueño pague la multa se le entregaría el vehículo, de lo contrario seguirá decomisado.

La noticia se ha viralizado en las redes sociales, donde internautas dicen que si estaba en una línea amarilla no era necesario colocarle el cepo.