Niña cansada del abuso que recibía de su familia decide rociar gasolina a la casa para prenderle fuego.

La niña regaba la gasolina en todos los cuartos cuando fue descubierta por sus vecinos quienes llamaron a las autoridades.

Los habitantes de Balao, Guayas (Ecuador) se encuentran conmocionados, luego que una niña de apenas 12 años intentara quemar a sus abuelos maternos.

Las autoridades indicaron que los adultos mayores se encontraban dentro de la casa, cuando la niña roció gasolina y prendió fuego a la vivienda.

Autoridades consiguieron hablar con la niña, quien aseguró que vive con sus abuelos desde hace cuatro años, cuando su padre casi asesina a su madre.

Ella decidió separarse y logró llegar a Estados Unidos para trabajar y para poder salir adelante sin ayuda de nadie.

Tanto la niña como su hermana de 10 años quedaron a cargo de la abuela materna, sin embargo, esta las maltrata.
La menor asegura que intentó escapar y una amiga le dio refugio, pero el yerno de esta también abusó de ella.

Esto llevó a la niña a volver a cambiar de hogar, en esta ocasión a la casa de una madrina, en donde un menor de 13 años, hijo de su madrina, también abusó sexualmente de ella.

La niña se canso de tanto abuso y maltrato y decide acabar con la vida de las persona que le han hecho la vida imposible.
La niña fue detenida por las autoridades y llevada a la cárcel de menores y esperar para declarar.