En redes sociales circulan dos videos donde un niño es poseído por jugar Free Fire.

Los padres del niño tratan de conversar con él pero no hace y empieza a temblar del cuerpo.

Las personas le dicen a los padres que empiecen a orar por él porque es un demonio que tomó su cuerpo.

Segundos más tarde aparece un pastor y empieza a orar por el niño y es ahí donde el demonio habla a través del niño.

“Qué hacen aquí, vete y el pastor le responde que se vaya de ese cuerpo y el demonio le dice que no se va ir porque esa es su casa”

El pastor le pide a los padres que lo lleven donde está un cuarto y sigue orando por el niño, el demonio vuelve hablar a través del niño.

“Vete de aquí y el pastor le dice que se vaya, luego le dice que no se va a ir porque ese cuerpo es de él”.

Los videos se viralizaron en las redes sociales luego que unas páginas de Ecuador lo compartieran.

Muchos internautas piden que por favor se cierre el Juego de Free Fire, ya que está viniendo acabar con la felicidad de los niños.