Una maestra fue acusada por uno de los alumnos ya que los obligaba a tener relaciones íntimas a los tres alumnos.

La maestra los amenazaba con hacerles perder el grado si no mantenían las relaciones que ella quería.

A través del tiempo uno de los alumnos se cansó de los chantajes de la maestra y decide poner una denuncia ante las autoridades.

Luego de la denuncia las autoridades se movilizaron y fue ahí donde la capturaron.

La maestra fue identificada Sarita Gómez, al momento de su detención se declaró culpable de lo que se le estaba acusando.

La policía la entregó a un Juez donde se le impuso 5 años de prisión por abusar de los alumnos.

Los alumnos agradecen a las autoridades por la forma de actuar en contra de la maestra.