El sábado pasado, una menor de 2 años fue brutalmente golpeada por un sujeto de 18 años, identificado por las autoridades como J.Z.

En el momento de ser detenido y encarcelado, el hombre sufrió agresiones por parte de otros presos, quienes lo quemaron con agua hirviendo y le impidieron ir al baño.

Según detallan medios locales, durante la noche del sábado 3 de abril, la pequeña y su hermano de 4 años fueron golpeados por el hombre identificado como J.Z, pareja de su madre. Debido a las fuertes lesiones, la mujer llevó a su hija al hospital y está fue trasladada al hospital de niños Orlando Alassia, en la ciudad de Santa Fe, Argentina, donde la niña tuvo que ser operada, pues presentaba un desplazamiento de cráneo y hemorragias internas. El estado de salud de la menor es reportado como grave.

Mientras que el menor de 4 años fue rescatado por las autoridades dentro de su vivienda y luego de una revisión médica, se estableció que se encontraba en buen estado de salud.

Al principio la madre de los niños aseguró que habían sido asaltados y golpeados por dos delincuentes, sin embargo, al ser cuestionada sobre los hechos, la mujer rompió en llanto y tuvo una crisis nerviosa, lo cual la orilló a decir que había mentido, ya que en realidad su pareja J.Z. fue quien golpeó a sus hijos tras una discusión.

Luego de ser detenido por las autoridades, el sujeto fue enviado a prisión, lugar donde intentó desaparecer del mundo. En la cárcel, otros 11 reos alojados en el mismo penal le lanzaron agua caliente al agresor de los pequeños, también le impidieron ir al baño y lo insultaron por haber golpeado a la niña. Además, trataron de llegar a su celda para golpearlo.

El agresor de la menor fue imputado por presunta responsabilidad criminal en la tentativa de homicidio de la hija de su pareja, a quien le extrajeron un coágulo subdural de la cabeza y necesitaba de asistencia respiratoria para seguir con vida.