Un niño asusta a todos los que lo empujaron al pastel, al fingir su desmayo. El video fue compartido en redes sociales. ¿Se lo merecían?

En los cumpleaños se tienen muchas costumbres, cantar las mañanitas, llevarle un regalo al cumpleañero o entregarles sorpresas a los niños. Sin duda, una de las costumbres más utilizadas, es empujar la cara del cumpleañero al pastel, una tradición de diversión para algunos, pero de mucha molestia para otros.

En las fiestas de cumpleaños es común escuchar las frases en coro ¡mordida, mordida, mordida! pero a cientos de cumpleañeros no les gusta hacerlo, porque es la oportunidad perfecta paras que los empujen hacia el pastel. Una petición que no es del agrado de todos, porque la consideran violenta, peligrosa y fuera de lugar si se tratan de niños pequeños.

Por ello, un niño decidió vengarse de todas las personas que le metieron la cara en el pastel y fingir haberse desmayado luego de ser empujado. La broma del niño se volvió viral, donde algunos usuarios aclaman al pequeño diciendo que se merecían su acción, mientras que otros regañan al niño por causar un susto tan grande a su mamá.
¿Cómo sucedió?

VIDEO

En la grabación, se observan varias manos sobre la cabeza del niño, ninguna de adultos, al soltarlo todos esperaban ver la cara del niño embarrada de pastel, pero en su lugar el niño supuestamente se desmaya y cae al suelo.

Los presentes se asustan, porque el niño queda aparentemente desmayado o peor aún asfixiado. La madre corre a su auxilio, muy alarmada, pero en ese momento el niño se levanta y comienza a reír; la madre reacciona y le suelta algunos manotazos.

El video tiene más de 1.9 millones de reproducciones, miles de likes y decenas de comentarios.

“Espero ya que se erradique esa penosa costumbre de andar clavando el rostro del festejado en el pastel como si fueran idiotas”; “Yo le daba unos zapes a la mamá le deja que deja que le aprieten la cara al hijo sobre el pastel”; “¿Por qué será que las mamás latinas quieren solucionar todo a golpes?”; “Ja ja ja, que bien se las aplico!!!, son algunos de los comentarios.

Y tú qué opinas, ¿Se merecía la broma o el niño exageró?