La Fundación Erick Quiroa y su programa “Alas Por Un Sueño” en conjunto con Bomberos Voluntarios, hicieron realidad el sueño de un niño con Cáncer.

El Comandante Giovanni Cordón, acreditó como Bombero Voluntario Honorario, a Edgar García, de 8 años, originario de Quetzaltenango.

Edgar, es un paciente con Leucemia severa quien deseaba ser un día Bombero .

El pequeño soñaba con vestir el traje y tener juguetes de bomberos. También quería comer helado de vainilla y tener ropa nueva.

Al escuchar la historia del niño, quisieron cumplirle su sueño, él quedó muy feliz por la sorpresa.


La familia está muy agradecida de que se le dio esa sorpresa al pequeño.

En las redes sociales le dejan varios mensajes para que el niño siga adelante.