El presidente Alejandro Giammattei manifestó que los casos de desnutrición aguda se han reducido, sin embargo, agregó que no han podido impactar en la incidencia de casos de desnutrición crónica.

“La desnutrición impacta en las capacidades de los niños para poder desarrollarse en el futuro. Si queremos un país competitivo tenemos que apostar a la desnutrición, a combatirla”, refirió el mandatario en la presentación de resultados de la Gran Cruzada Nacional por la Nutrición.

De igual manera, el funcionario mencionó que si se quiere una nación “donde algún día tengamos una sociedad mucho mejor educada, mucho mejor capacitada (sic), se debe apostar a la nutrición de nuestros niños”.

Por ello, Giammattei dijo que el programa mencionado debe ser una meta común de la sociedad, de los empresarios y del gobierno.

El presidente comentó que, a través del Programa Mundial de Alimentos, se ha llevado alimento complementario en las 22 áreas de salud del país, “a más de 200 mil niños, con entre 6 y 24 meses -de edad-”.

“Sin embargo, aún es muy poco”, dijo el mandatario, quien pidió apoyo a los empresarios en la Gran Cruzada Nacional por la Nutrición e indicó que el tema de la lucha contra la desnutrición es que “actuemos activamente”.

Centavos

El funcionario también señaló que, si los cuentahabientes de los bancos del sistema donaran sus “centavitos”, se podría combatir la desnutrición. Giammattei dijo que “lo más que va a regalar el guatemalteco son 99 centavos, y lo menos que puede regalar es Q1”.

“Yo les apuesto que nadie al final miraría en la chequera los centavitos, no nos pesarían, pero la suma de todos los cuentahabientes del país dispuestos a contribuir, con eso se podrían hacer millones de raciones entregadas a niños para combatir la desnutrición”, concluyó el presidente.

Fuente: Elperiodico.com.gt