Luis Armando Solórzano murió en las calles de la Antigua Guatemala luego que tres agentes de la Policía Municipal lo sometieran. El Inacif encontró signos de violencia en su cuerpo, costillas fracturadas y hasta un pulmón perforado.

El director del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), Fanuel García, explicó el resultado de la autopsia realizada a Luis Armando Solórzano, el hombre que falleció bajo custodia de la nueva Policía Municipal Urbana de Antigua Guatemala.

García dijo a Emisoras Unidas que al utilizar el protocolo de Minessota, se realizó una búsqueda minuciosa de signos de violencia y se determinó que se ejerció violencia en el cuello, costillas y abdomen «esto produjo fracturas de costillas y también se provocó lesiones en el pulmón», declaró el director de Inacif.

“Al ejercer presión en el área de las costillas, cuello y abdomen la persona no puede respirar”
Asegura que encontraron «sangrados en el área pulmonar, lesiones en el cráneo. Encontramos signos de violencia en varias áreas del cuerpo», puntualizó.

Hizo ver que aunque no han tenido acceso a la escena del crimen «por conocimiento público y los videos podemos decir que la causa de muerte es compatible con lo visto».

El Inacif también realizó exámenes toxicológicos a Luis Armando Solórzano, el resultado podría conocerse en dos semanas.

Fuente: Soy502