El Miércoles de Ceniza es un día santo cristiano de oración y ayuno. Está precedido por el Martes de Carnaval y es el primer día de Cuaresma, ​ el periodo de seis semanas de penitencia antes de Pascua.

Los fieles católico acuden para ponerse la cruz en la frente a las Iglesias más cercanas.

Los fieles seguidores hacen las alfombras como comúnmente se conoce, para que pase la procesión durante los 40 días antes de Semana Santa.

Con ojos bañados de llanto, los fieles seguidores de Jesús agradecen la vida y la salud.
Así mismo piden bendición y sabiduría para toda la multitud que que de rodilla piden al padre un año mejor.

Con el Miércoles de Ceniza inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

El Miércoles de Ceniza es una celebración contenida en el Misal Romano. Este explica que en la Misa se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas bendecidas en el Domingo de Ramos del año anterior.

VIDEO

La tradición de imponer la ceniza se remonta a la Iglesia primitiva. Por aquel entonces las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años D.C. y a partir del siglo XI, la Iglesia en Roma impone las cenizas al inicio de este tiempo.

Fuente: Monitoreo de Noticias