En el departamento de Alta Verapaz, se celebraba una boda, cuando de repente una mujer llegó a interrumpirla.

Era el momento de la prédica, el pastor decide suspender la predicación, le dice a los novios que contraten a un abogado para arreglar la situación.

Todo empezó bien, la pareja estaba sentada recibiendo una plática del pastor, pero todo fue cancelado.

Ante los gritos le decía que lo odiaba, también le arrancó el velo a la novia, quién no dijo ninguna palabra.

Los familiares quedaron indignados por el escándalo que llegó a ser la mujer con la pareja, minutos antes de que pasara eso se veían tan contentos.

Después de varios minutos de drama, los familiares y amigos deciden retirarse del lugar, ya que el pastor ya no prosiguió con la boda.

Fuente: Sucesos.com.gt