Una cámara de vigilancia capta el momento en que Litzy sale de una residencia en una motocicleta.
El 5 de Octubre ella iba tranquila en su motocicleta cuando fue secuestrada por su primo Kevin Rivas, la ruta donde fue el secuestro era donde Litzy transitaba todos los días.

Litzy Cordón vivía entre la residencia de una tía y su abuela en Teculután, Zacapa. Sus padres están separados, su mamá vive en Estados Unidos y su papá es un comerciante que vive en Teculután.
Cada mañana pasaba a regar las flores a una casa que está en construcción que le regaló su abuela materna, de acuerdo con la investigación.

Ese recorrido lo hizo el día de su desaparición a eso de las 6:20 de la mañana. Las cámaras de seguridad de varios negocios ubicados en la ruta la captaron en su trayecto.
Cámaras delatan a Kevin Rivas
Las mismas cámaras dan cuenta que el auto de Kevin Rivas Cordón merodeaba a Litzy.

El auto blanco placas particulares 662 GQR fue visto desplazándose el 5 de octubre de la aldea Vega del Cobán, donde vive Kevin, hacia Barraca Seca, donde vivía Litzy.

VÍDEO

En una imagen, incluso, se observa el carro blanco y a Litzy en la moto. La fiscalía dijo en la audiencia que se percibe que Kevin conducía a menor velocidad.

Lo que quedó fuera del alcance de cualquier cámara de seguridad es el momento de su secuestro.
El secuestro
De acuerdo con los avances de la investigación, no se trató de una desaparición sino de un secuestro.

Una de las características de una desaparición es que la familia no tiene ningún tipo de información de la víctima. En el caso del secuestro, como el de Litzy, hubo una persona que llamó y requirió dinero a cambio de la liberación.

En la audiencia de primera declaración, el Ministerio Público (MP) dio a conocer que Kevin Rivas Cordón, hijo de una tía de Litzy y con quien no tenían estrecha relación, usó su aparato telefónico para introducir el chip del celular de Litzy y desde ese número realizar las llamadas solicitando el dinero.

VÍDEO

La investigación determinó que la primer llamada la realizó Kevin a la línea fija de su abuela, que es vecina con la abuela de Litzy. La señora fue quien dio el primer aviso, el resto de llamadas telefónicas fueron para la abuela y el padre de la joven.

Entre las 7:30 y 17 horas del 5 de octubre se recibieron alrededor de 70 llamadas. En la primera pidieron 5 millones de quetzales como rescate. Finalmente no se pagó nada y el cuerpo de Litzy fue localizado cerca de la vivienda en construcción.
Los indicios

El juez de primera instancia al ligar a proceso penal a Kevin Rivas Cordón, dijo que existía probabilidad de su participación al detectarse que usó su celular, para hacer las llamadas pidiendo el rescate, utilizando el chip de Litzy.

El uso del carro blanco y los videos son otra prueba que lo relaciona. Y la llamada que hizo a la línea fija de su propia abuela. «¿Cómo un desconocido sabría un número de casa?» se preguntó el togado.

El juez le otorgó al MP plazo de tres meses para que termine la investigación y recabe más evidencias. El MP sospecha que Kevin Rivas Cordón no actuó solo.

Fuente: Soy502.com