«Son pocas dosis pero México es el primero en América Latina en tener esta vacuna», dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

La enfermera María Irene Ramírez recibió la dosis en el Hospital General, en Ciudad de México, donde arrancó la vacunación que busca proteger en una primera fase al personal de salud que lucha contra el avance del nuevo coronavirus.

La pandemia deja más de 120.300 fallecidos y más de 1.350.000 contagios en este país de 129 millones de habitantes.

«Estoy un poco nerviosa, pero muy feliz. Es el mejor regalo que pude recibir en el 2020, me da más seguridad y más ánimos para seguir en la guerra contra un enemigo invisible. Tenemos miedo pero debemos seguir», dijo Ramírez, con el rostro protegido, previo a ser inoculada.

La segunda dosis fue aplicada a una enfermera en Querétaro y la tercera a un médico en Toluca, ciudades del centro del país, según la transmisión televisiva.

En esta jornada se inoculará a 2.975 personas que trabajan en unidades de covid-19 incluidos médicos, enfermeras, camilleros, laboratoristas y empleados de limpieza.

La campaña comenzó un día después de que llegara al país, vía aérea, el primer lote de 3.000 vacunas desde Bélgica.
Las dosis son resguardadas por las Fuerzas Armadas y cuentan con un chip para ser monitoreadas.

Estas primeras vacunas servirán para «calibrar la cadena de frío» de -70ºC que exige y afinar el proceso si es necesario, informó en la misma conferencia el canciller Marcelo Ebrard, encargado de las gestiones para adquirir la vacuna.

En Chile

Una auxiliar de enfermería de 46 años fue la primera en recibir en Chile la vacuna contra el coronavirus de los laboratorios Pfizer/BioNTech, cuyas 10 mil primeras dosis arribaron este jueves al país.

Tras la llegada temprano al aeropuerto de Santiago del avión comercial que trajo desde Bélgica las primeras vacunas y su traslado una caravana escoltada de policías a un centro de distribución, se inició en el Hospital Metropolitano el esperado proceso de inoculación, con una primera inyección a la auxiliar de enfermería de 46 años Zulema Riquelme.

«Estoy muy emocionada, nerviosa; son emociones múltiples», dijo Zulema antes de ser inoculada y responder a la pregunta del presidente Sebastián Piñera, quien supervisaba el proceso y le preguntó cómo se sentía ser la primera persona en ser vacunada contra el coronavirus en el país.

Fuente: Soy502.com.gt