El cuerpo sin vida de Catarina Betzayda López Cac, de 8 años, fue localizado en el municipio de Santa María Chiquimula, en Totonicapán. En el lugar también encontraron sin vida a Ana López Chacaj, de 35 años, tía de la menor.

Según medios locales, los dos cuerpos fueron hallados por los vecinos del lugar, el 17 de diciembre. Ambas presentan señales de violencia sexual.

Los familiares indicaron que las víctimas salieron a la montaña a recoger leña, y no volvieron a su hogar.
Catarina, había recibido su diploma de Preprimaria el pasado 15 de diciembre, en la Escuela Oficial Rural de la Aldea Patzam.

Sus maestros la recuerdan como una niña alegre y esmerada. Además, expresaron su rechazo por el asesinato.
«¿Por qué? ¿Por qué a ella? ¿Qué hizo para merecer una muerte trágica?, nadie debería tener un final así y nadie tiene el derecho de quitar una vida. Que Dios se apiade de los que quitaron la vida de Betzaida López», expresaron los maestros de la escuela.

“Aún no podemos creer, nos recordamos de tus risas, de tu alegría, de tu esmero de realizar tus tareas este año desde casa y ayer martes 15 de Diciembre vimos tu felicidad y la felicidad de tus papis al graduarte en pre-primaria.

Ahora solo nos queda orar por tu familia por los que te apreciamos. Tus maestros siempre te recordaremos”
Pobladores del lugar exigen que se haga justicia por el asesinato de Catarina y su tía Ana. A este fuerte llamado, también se han sumado los usuarios en redes sociales.

Justicia también para Irma

Este es el segundo caso de niñas asesinadas que se registra el fin de semana. El cadáver de Irma Menéndez, de 13 años, fue localizado el sábado en Santa Lucía Cotzumalguapa.

De acuerdo con padres, Irma salió a comprar a la tienda, pero pasaron varias horas y no regresó, por eso buscaron ayuda con las autoridades y activaron una alerta Alba-Keneth.

El caso ha causado reacciones de repudio e indignación de miles de personas y organizaciones que exigen justicia.

Fuente: Soy502.com.gt