Por: Saúl García 
La OMS emite nuevas recomendaciones sobre el empleo de mascarillas protectoras a lo largo de la pandemia de Covid-diecinueve, que entre otras muchas cosas desaconsejan el empleo de aquellas que tienen válvulas, tanto entre el personal sanitario como en la población general.

En estas mascarillas, insiste la OMS, no son aconsejables las válvulas, puesto que anulan la filtración y por esta razón “son inútiles para el control”.

En la nueva guía de recomendaciones se destaca que el usuario de ese género de mascarillas podría espirar aire no suficientemente filtrado.

Por otra parte, la OMS prosigue recomendando a todo el personal sanitario el empleo de mascarillas médicas en zonas con menor peligro de contagio aéreo y las de mayor protección (N95, FFP2, FFP3) en zonas de mayor peligro, por servirnos de un ejemplo áreas de atención a pacientes con Covid-diecinueve.

Para el público general, en zonas de transmisión comunitaria del coronavirus, la OMS aconseja el empleo de mascarillas no médicas, esto es, los tapabocas en zonas interiores como tiendas, oficinas o bien escuelas, si no se puede asegurar una distancia física de por lo menos un metro entre los presentes.

Las mascarillas médicas son básicamente recomendadas para conjuntos de peligro como ancianos y personas con enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, diabetes o bien inconvenientes cardiovasculares, en contextos donde no puede garantizarse la distancia física de por lo menos un metro.

Asimismo se aconseja el empleo en todo instante de mascarillas médicas en cuidadores y otras personas que comparten espacio con pacientes de Covid-diecinueve sospechosos o bien confirmados.

Fuente: Sucesos.com.gt