Por: Saúl García

La manifestación convocada para el sábado transcurrió de forma pacífica y sin incidentes durante varias horas. Pasadas las 17:00 horas, un grupo de infiltrados incendió un bus de Transurbarno a un costado del Palacio Nacional de la Cultura. Luego agredieron a los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y se enfrentaron contra los antimotines.

En medio de dicha violencia tomó protagonismo un grupo de jóvenes que manifestaba pacíficamente en la Plaza Central que, en todo momento, trató de evitar un enfrentamiento entre los policías y los infiltrados. Al no poder provocar a los agentes, los infiltrados trataron de volcar el autobús que ya habían quemado parcialmente.

Primero, intentaron tumbarlo por la fuerza, a base de empujones. Eran pocos y no lo consiguieron. De quien sabe donde, obtuvieron unas oportunas cuerdas cuya resistencia les permitió atarlas a la estructura del bus y halarla para tratar de volcarlo. De nuevo, no lo consiguieron. Entonces, colocaron las cuerdas a un costado del Palacio y las incendiaron.

En ese momento, una joven interviene y trata de apagar las llamas, separando las cuerdas, en solitario, ante un grupo que la rodea sin ayudarla. En un video captado por Soy502, se ve cómo los infiltrados observaban la acción de la mujer.
Uno de ellos regresa las cuerdas al centro del fuego y ella les recrimina para que no haya más violencia. Estos reaccionan gritándole «tercermundista», y ella responde sin temor a los improperios.

Fuente: Soy520.com.gt